TÁCTICA POLICIAL
Ninkido Jutsu Policial
Presentación
SENSEI
Defensa Personal Policial ( más que un método)
Objetivo de NINKIDO Policial
Urbanidad Policial
MISIÓN DE LAS FF.CC.SEGURIDAD DEL ESTADO
DEFENSA PERSONAL PENITENCIARIA
TÁCTICA POLICIAL
NINKIDO POLICIAL ARGENTINA
10 ERRORES
LEGÍTIMA DEFENSA
EL SPRAY DE DEFENSA
EL BASTÓN EXTENSIBLE
ARMAS PELIGROSAS
Album de fotos
CÓDIGO DE CONDUCTA
CURSOS
Links
ALIANZAS INTERNACIONALES
American Temple Training Union
TÁCTICA POLICIAL
imagen
Actuaciones en materia de seguridad ciudadana
Cacheos y registros superficiales
Existen diferentes puntos de vista a la hora de determinar la elaboración de un cacheo o registro superficial; atendiendo a la posición inicial del individuo, posiciones de brazos, de piernas, etc...
Desde el punto de vista plenamente policial y atendiendo como factor principal a la propia seguridad del Agente, se diferenciará entre “ cacheo simple “ y “ cacheo a individuo potencialmente peligroso “.
CACHEO SIMPLE
Es el registro superficial a un individuo que en primera instancia adopta aptitud de colaborador, sigue al pie de la letra todas y cada una de las indicaciones verbales u órdenes del Agente, y no representa a priori situación de peligro.
Aunque se hable de cacheo simple y en principio la situación no suponga peligrosidad inminente, se realizará el procedimiento previo de identificación total del individuo; es decir, comprobación de identidad y antecedentes penales, filiación completa y paradero conocido, requisitorias por detención y presentación, etc...La documentación personal en el caso que la porte, permanecerá siempre en poder del Agente de control (más adelante se hablará de él), y no se devolverá hasta el final de la actuación y que exista la certeza que dicho individuo pueda marcharse del lugar.
En cualquier caso, sea cacheo simple o no, las medidas de seguridad se extremarán siempre, por lo que el procedimiento se llevará a cabo en virtud de salvaguardar la integridad física del Agente, así como minimizar la posibilidad de fuga y el evitar sorpresas innecesarias.
Un punto a tener en cuenta es la observación del comportamiento del individuo al que se va a cachear, ya que se puede dar el caso de verse inmerso en cualquier actividad delictiva reciente y no figurar todavía como requisitoria , dando como resultado “blanco”.Este es un asunto que el propio individuo puede desconocer y por tanto se ha de estar preparado ante cualquier reacción imprevista.
Se pedirá en tono enérgico y autoritario ( órdenes cortas y precisas ) que apoye las manos con las palmas extendidas y brazos estirados sobre la pared , vehículo policial o plano vertical en el que se vaya a realizar el cacheo; a la vez que la situación de las piernas ha de ser todo lo más alejado posible del plano vertical para crear desequilibrio, minimizando la posibilidad de fuga al tener que incorporarse para ello.
La separación de las piernas será amplia en su apertura por el mismo motivo.
Una vez en posición inicial para el cacheo se pedirá que la cabeza esté en todo momento con la barbilla pegada al pecho, y antes de iniciarlo se recalcará idéntico tono autoritario que saque con una sola mano todos y cada uno de los objetos que pueda llevar encima o en el interior de sus ropas. Este punto es muy importante, ya que el esconder objetos punzantes, cuchillas, jeringuillas u otros instrumentos de filo fino y en punta, está a la orden del día, bien para utilizarlos posteriormente para el intento de fuga abriendo los grilletes, bien para autolesionarse, o para lesionar al Agente, etc...
Antes de comenzar se volverá a remarcar de nuevo que son TODOS los objetos que estamos pidiendo que saque, con la advertencia verbal de no olvidar ninguno.
Es conveniente realizar el registro al menos con guantes de látex, si no se dispone de guantes anticorte, aunque lo más conveniente es realizarlo con éstos, para evitar posibles cortes con objetos “olvidados”.

Medidas de seguridad

El Agente que realiza el cacheo ( Agente director) comenzará por su derecha si lleva el arma reglamentaria en ese lado, para que la exposición de la misma quede fuera del campo de alcance del individuo y esté en el campo de control o zona de seguridad del segundo Agente ( Agente de control ).





El Agente de control nunca estará detrás en la misma línea que su compañero, si no que se colocará en el lado opuesto de donde se realiza el cacheo y en diagonal hacia atrás, de tal forma que observe todos y cada uno de los movimientos tanto de su compañero como del individuo a cachear.
Adoptará posición de seguridad, estando preparado ante cualquier respuesta sorpresiva. NO establecerá ningún tipo de orden verbal ni indicación alguna al individuo, para no caer en ordenes contradictorias con el Agente director.
El inicio del cacheo comienza asegurando al individuo creándole mayor inestabilidad y desequilibrio, por lo que con la pierna contraria a la mano que va a palpar, ( en un cacheo no se dan palmadas, si no que se palpa; es decir, se desliza la mano con el fin de encontrar algo, hay ligera presión) se introduce en el hueco de ambas piernas por detrás y en contacto con el tobillo de la pierna del costado que se va a registrar con el objeto de poder proyectar al suelo en caso de incidencia peligrosa.
El registro empieza desde arriba y en sentido descendente, desde el inicio de la muñeca ( la palma estará extendida sobre el plano vertical para evitar que quede algo en el interior) pasando por el recorrido del brazo, hasta el hombro y cuello.
La mano que no palpa asegura la cabeza del individuo desde la nuca, presionando en dirección al suelo con el fin de lograr que la barbilla quede bien pegada al pecho.
Se sigue bajando desde el pecho y axila hasta el tronco y tren inferior, todo desde el plano de la mitad que estamos trabajando, hasta llegar al calzado. En los cacheos a individuos peligrosos se verá como es aconsejable el descalzar previamente .
Una vez revisada la totalidad de la primera mitad se pasará al otro lado sin perder las medidas de seguridad, ni alejarse, ni separarse, ni darse la vuelta, ni tan siquiera perder el contacto, no otra cosa que no sea el finalizar por completo el cacheo.
NO se hará lo mismo en el otro lado ( izdo. en este caso), ya que la exposición del arma quedaría en el plano paralelo o más cercano al individuo, por lo que se procederá de la siguiente forma:
Con la mano que se realizó el cacheo se asegura la cabeza de igual forma, y se utiliza la misma pierna que antes para asegurar la apertura de piernas y poder proyectar en caso de necesidad, con la diferencia que en esta ocasión no se hará por detrás, si no que será lateralmente y por delante. Con ello se consigue que la exposición del arma quede fuera.
El registro se hace de igual forma.
El Agente de control cambiará su posición al lado contrario y con las mismas funciones. NUNCA estará en la misma trayectoria que su compañero.
CACHEO A INDIVIDUO POTENCIALMENTE PELIGROSO
En esta parte el cacheo tiene unas connotaciones que lo diferencian del anterior al estar tratando con un individuo que representa peligro potencial y existe situación de riesgo.






Características esenciales:

Se ejercerá en todo momento presión en el codo para crear palanca y sensación de inmovilidad y dolor controlado mientras dura el registro. No se asegura cabeza en este caso.
Los objetos serán inspeccionados uno a uno antes de comenzar el cacheo por si pudiese haber indicios de quedar restos o parte de algún objeto incompleto en el interior de sus ropas.
Antes de proceder al registro se descalzará previamente para comprobar el interior del calzado y calcetines, evitando con ello bajar nuestro centro de gravedad durante el recorrido del cacheo.
El Agente de control minimiza la distancia para actuar en apoyo en caso de necesidad.
En el caso que la situación sea extremadamente peligrosa el cacheo se realizará con el individuo tumbado en el suelo boca abajo y con las manos en cruz, teniendo las palmas de las manos hacia arriba y con el dorso apoyado en el suelo. Las piernas igualmente separadas y los pies en posición paralela al suelo, estando el agente de control de frente a la parte de la cabeza del individuo, quién tendrá el rostro apoyado en el suelo en sentido contrario al lado del que se efectúa el cacheo.
Guillermo Sempere